El Palacio Potala - Patrimonio Cultural del Mundo

El Palacio Potala, Lhasa Tibet

Encaramado en lo alto de Marpo Ri (el monte rojo), y bautizado en honor del Riwo Potala, en la India, el monte sagrado donde mora el bodhisattva Chenresi, el Palacio Potala, resulta deslumbrante tanto interior como exteriormente y es el edificio singular por excelencia de Lhasa. Mientras disfrute de las vistas desde el tejado, observe la refulgente colección de oro y joyas, y dirija sus pasos de capilla en capilla se codeará con excitados y sobrecogidos peregrinos de todas las etnias tibetanas, realizando ofrendas en cada uno de los altares. Elevándose en trece alturas y con más de 1.000 estancias, el palacio fue construido por al menos 7.000 personas y 1.500 artistas y artesanos, a lo largo de más de 15 años. No intente visitarlo el primer día que haya cambiado de altitud, pues es un ascenso bastante largo, e incluso los tibetanos soplan y resoplan al subir. Disfrutará más de la visita una vez se haya aclimatado. Hay mucho que asimilar en una primera visita, por lo que una segunda siempre ayuda a tener mejor perspectiva. En diciembre de 1994 fue inscrito en los Patrimonios Culturales del Mundo por la UNESCO. En 2001, fue calificado por el Buró Estatal de Turismo como un lugar turístico de categoría estatal de 4A.

Breve historia del Palacio Potala

Songtsan Gambo, Tsampo (rey) del reino TuboFue construido en los años 30 del siglo VII. De acuerdo con anales tibetanos y chinos, una vez que Songtsan Gambo, Tsampo (rey) del reino Tubo, estableció la capital en Lhoxia (nombre antiguo de Lhasa), y mandó construir un palacio en la cima de la colina Hongshan. Cuando la princesa Wencheng de la dinastía Tang llegó a Lhoxia, Songtsan Gambo "construyó una ciudad en honor de la princesa, para dejar una herencia a las generaciones siguientes". Se dice que fueron construidas 999 habitaciones en la colina sin contar el pabellón rojo situado en la cima. En la segunda mitad del siglo VIII, las construcciones fueron quemadas en un incendio causado por el relámpago. Luego las guerras en la postrimería del reino Tubo destruyeron el palacio, menos la gruta del Rey de Dharma y el salón de Avalokitesvara que existen todavía hasta hoy día.
El Palacio Potala que se ve hoy fue construido gradualmente en la base de las ruinas del antiguo palacio desde el siglo XVII. Cuando el V Dalai Lama Lozang Gyatso estableció el régimen de Gandain Phodrang, mandó reconstruir el palacio en la primavera de 1645. En 1652, el V Dalai Lama fue a entrevistarse con el emperador Shunzhi de la dinastía Qing en Beijing, donde recibió, el año siguiente, un título honorífico conferido por el emperador. Depués de regresar a Lhasa, trasladó su residencia del monasterio Drepung al Pabellón Blanco del Palacio Pótala. En 1690, ocho años después de la muerte del V Dalai Lama, Sanggye Gyatso, discípulo del V Dalai Lama, desmanteló algunas de las antiguas construcciones para construir el Pabellón Rojo y la stupa santa. La obra costaba 2.134.000 onzas de plata (más de 66.154 kilos) y requería la participación de 7.000 artífices. El emperador Kangxi designó 114 artesanos hábiles de las etnias han y manchú para participar en la construcción, y Nepal también envió artífices para la ayuda. En 1693 se concluyó la construcción del Pabellón Rojo y se celebró el 20 de abril del calendario tibetano una gran ceremonia inaugural en la cual se levantó un monumento de conmemoración al frente del pabellón. Desde entonces, la disposición arquitectónica del Palacio Pótala no se cambió fundamentalmente hasta hoy día.

Lo que pueden ver en el Potala

Partiendo de la plaza del Palacio Pótala, usted puede ir en dirección norte a atravesar un pórtico rupestre y entrar en una ciudad rodeada de altos muros en sus tres lados. Al seguir el camino hacia norte, debe ascender por las amplias escalinatas y puede ver las puertas este y oeste del palacio. La puerta este es la principal entrada. Al entrar en la puerta, pueden pasar por un pasillo de escalera hacia Deyang Shar, una terraza de 1.600 metros cuadrados localizada fuera del Pabellón Blanco . En el pasado, el Dalai Lama y los bonzos de alto rango, así como nobles en el Tíbet presenciaron allí la ópera tibetana y representaciones folklóricas. Al norte y sur de la terraza se encuentran galerías zigzagueantes, mientras que al este y oeste son los edificios, sede de la escuela de los monjes administrativos. En el centro del lado oeste de la terraza está la puerta que conduce al Pabellón Blanco.

El Pabellón Blanco llamado Potrang Karpo

El Pabellón Blanco está situado al este del Pabellón Rojo y formado principalmente por el Salón Oriental, el Salón de la Luz Solar, las oficinas del ex gobierno Kashak y las alcobas del príncipe de regencia y del maestro de sutras búdicos que servía al Dalai Lama.

Potrang Karpo - El pabellon BlancoEl Salón Oriental es el mayor salón del Pabellón Blanco y servía para celebrar importantes actividades políticas y religiosas. Desde 1653 año en que el V Dalai Lama recibió un título conferido por el emperador Shunzhi de la dinastía Qing, el funcionario enviado por la corte Qing en el Tíbet supervisaba todas las importantes ceremonias tales como la entronización de Dalai Lama, cuando el Dalai Lama asumía la administración o recibía un título conferido por el gobierno central. En la parte norte del salón se presenta el trono del Dalai Lama, por encima del cual está colgante una tabla horizontal con la inscripción de “Zhen Xi Sui Jiang”, que significa “Dar vigor a la región y mantener la región en paz”. La inscripción fue escrita por el emperador Tongzhi. En las paredes del salón se encuentran muchos frescos, entre los más famosos, uno describe la leyenda de cómo un macaco se transformó en un ser humano, y el otro manifiesta la historia de la princesa Jincheng de la dinastía Tang.
El Salón de la Luz Solar es la parte más alta del Pabellón Blanco, y se divide en el salón este (que fue el alcoba del XIV Dalai Lama) y el salón oeste (que sirvió de alcoba del XIII Dalai Lama). El salón oeste fue construido en la época del V Dalai Lama, y el este se levantó por la orden del XIII Dalai Lama. En el Salón de la Luz Solar, los Dalai Lamas pasaban su vida normal, hacían entrevistas, trataban asuntos administrativos y leían sutras búdicos, pero en verano y otoño realizaban estas actividades en Norbu Linka. En la actualidad, allí se exhiben muchos objetos preciosos como estatuas de buda de oro puro, Bodhisattva Avalokitesvara de jade, montones de sutras búdicos, artículos de porcelana, relojes de fabricación extranjera, teteras de oro y tazónes de jade, así como mantas y colchones de brocado, etc.

El Pabellón Rojo del Palacio Potala

El Pabellón Rojo es el lugar donde se celebran actividades religiosas y se encuentran diversas salas destinadas al culto budista. En la parte principal de la arquitectura están situados los stupas de Dalai Lama y algunas cámaras de Buda.

Entre los ocho stupas, son más lujosos los stupas para los V y XIII Dalai Lamas. En el Pabellón Rojo se exhibe un gran número de reliquias y joyerías tales como edictos, órdenes a conferir títulos nobles, sellos y regalos, todos son otorgados por emperadores de El Pabellón Rojo - se celebran actividades religiosaslas dinastías Ming (1368-1644) y Qing (1616-1911). También se presentan allí antigüedades, libros y archivos raros, retratos budistas, rollos de tangka, y objetos usados en la ofrenda y en ceremonias religiosas. En el corredor del quinto piso del Pabellón Rojo, una serie de pinturas titulada “Pintura de la Construcción”, describe vividamente el proceso de construcción del Palacio Pótala. El stupa del V Dalai Lama y el salón a poner la torre están situados en el cuarto piso del Pabellón Rojo. El salón tiene una altitud equivalente a cinco pisos. La torre dorada de 14,85 metros es el stupa más alto en todo el Palacio Pótala. El otro que puede comparar con éste es el stupa del XIII Dalai Lama. El salón empezó a construirse en 1934 y terminó la obra en tres años, con el stupa de 14 metros de alto. En las paredes del salón, los murales describen la vida del XIII Dalai Lama, inclusive las escenas de que fue a Beijing en 1908 para entrevistarse con el emperador Guangxu y la emperatriz Cixi, respectivamente.

Siendo el mayor salón tanto del Pabellón Rojo como de todo el Palacio Pótala, el Salón Occidental, llamado Sixipuncog en tibetano, tiene 680 metros cuadrados de superficie, y sirve para hacer ofrendas al V Dalai Lama. En la pared este, se presenta un grupo de murales que describe la entrevista del V Dalai Lama con el emperador Shunzhi, con las escenas como: el emperador envia a ministros para dar la bienvenida al V Dalai Lama,éste toma un palanquín en color amarillo imperial con tapa dorada para entrar en la capital, el V Dalai Lama se entrevista con el emperador, visita la capital y presencia óperas locales. Dentro del salón, también se ve un par de colgadura trenzada de hilos dorados de seda que regaló en 1696 el emperador Kangxi en honor de la conclusión de construcción del Pabellón Rojo. En 1760, el emperador Qianlong regaló una tabla horizontal con la inscripción de caracteres dorados de “Yong Lian Chu Di” (Origen de Lotos Florecientes). Debajo de la tabla está el trono del Dalai Lama, llamado Trono de León Valiente.

Reliquias históricas y Artículos artísticos

tablilla conmemorativa-Larga vida para el emperador actualEn la parte más alta del Pabellón Rojo se halla el Salón de Tres Mundos, salón de significado especial en el Palacio Potala. En el salón se presentan el retrato del emperador Qianlong y la tablilla conmemorativa con la palabra de “Larga vida para el emperador actual” en idioma tibetano, han, manchú y mongol. En el pasado, cuando se celebraba el Año Nuevo del calendario tibetano, los funcionarios locales y los khanpos (abades) de tres principales monasterios dirigidos por el Dalai Lama vinieron a hacer ofrendas. A la pared oeste está la estatua de Avalokitesvara en forma de 11 faces y mil manos. La estatua fue construida con más de 10.000 onzas de plata en la época del XIII Dalai Lama.
Los salones conmemorativos de los V, VII, VIII, IX y XIII Dalai Lamas y los salones de Pagba Lhakang y Lhamoin Lhakang todos tienen tejados dorados. El conjunto de ellos forma un espectáculo maravilloso. Los tejados son construidos en estilo tradicional, con las figurillas alineadas en los caballetes y la decoración de cabeza de pez en los cuatro ángulos del tejado. El tejado de Pagba Lhakang y Lhamoin Lhakang se presenta como kiosco hexagenal con el cúspide llano.

La gruta del Rey de Dharma y el salón de Avalokitesvara son dos construcciones más antiguas y todavía bien conservadas en el Palacio Potala. La gruta se llama el Rey de Dharma, un título respetuoso para Sakyamuni. La gruta se presenta en forma de salón con 27 metros cuadrados de superficie, y se construyó en el lugar donde Songtsan Gambo profesó al budismo. Hoy, se exhiben allí las figuras de arcilla pintada de Songtsan Gambo, princesa Wencheng, princesa Tritsun, Tongtsen Yulzung, Thonmi Sambhoza y otros. Estas obras son hechas en la época del reino Tubo. Se dice que las cosas exhibidas en la cueva como horno, olla de piedra, mortero de piedra, etc., son objetos originales usados por Songtsan Gambo. El salón de Avalokitesvara, llamado también Pagba Lhakang, está sobre la gruta del Rey de Dharma, y fue renovado en varias ocasiones. Sobre la puerta hay una tabla horizontal con la inscripción de “Fu Tian Miao Guo” (Buenos Frutos en la Tierra de Fortuna), escrita por el emperador Tongzhi de la dinastía Qing. Una leyenda dice que el buda a quien se hace ofrenda en el salón es todopoderoso y Songtsan Gambo fue su reencarnación.

Realmente el Palacio Pótala es un acervo cultural que cuenta con una infinidad de reliquias históricas y artículos selectos artísticos. Por ejemplo, la mayoría de los murales se presentan en color vivo debido a que el pigmento usado fue producido a base de oro, plata, perla y otras cosas preciosas. El Palacio Pótala conserva unos 10.000 pinturas de tangka, la mayoría de las cuales son obras hechas por los pintores célebres de distintas escuelas del Tíbet desde la dinastía Ming. Entre la cantidad astronómica de documentos imprimidos o escritos a mano, muchos son de ejemplar único en el mundo. La colección de Sutras de Pattra (el libro budista escrito en las hojas de un árbol llamado pattra) alcanza más de cien volúmenes, cifra que representa más de la mitad de la colección total de China. Algunos fueron escritos con la tinta dorada o plateada. El libro "Danzhur”, por ejemplo, fue escrito en un papel duro, flexible, antiséptico, preventivo de carcomas y resistente a la humedad, con la tinta hecha a base de ocho materiales como oro, perla, plata, coral, hierro, cobre, concha blanca, etc.

Scroll to top