Los Ritos Religiosos

1. Caballo de VientoLos Ritos Religioso

Se conoce también como caballo de viento. Los han lo denominan banderillas de oración, y simboliza el destino del ser humano y los cinco elementos naturales. Las banderillas son de forma rectangular, hechas en tela o papel de cinco colores: rojo, amarillo, azul, blanco y negro. En ellas se pintan cinco animales que representan el metal, la madera, el agua, el fuego y la tierra. Las banderillas de oración se colocan generalmente en el techo, a la orilla del río, en la cima de la montaña y en la plataforma de sacrificio.

2. “Lasuosuo”

“Lasuosuo”,palabra que gritan los tibetanos a su paso por las montañas o valles divinos que significa el Dios ha triunfado. Práctica heredada de los antiguos rituales de sacrificio a la deidad de la Montaña y de la Guerra.

3. Piedras Maní

En las bocacalles o lugares sagrados del Tíbet se ven con frecuencia montones de piedras con sutras talladas, se trata de las piedras Maní. Los devotos budistas colocan una piedra al pasar por delante de una pila de piedras Mani como contenido de oración y recitan las sutras una vez. Por lo tanto, las montañas de piedras Mani se hacen cada año más grande.

4. Peregrinación a la Montaña Divina y Recorrido alrededor del Lago

Hacer peregrina-ción a la montaña divina dando vueltas alrededor del lago constituye un importante contenido de oración de los devotos budistas. Los tibetanos consideran que las montañas divinas y los lagos sagrados los nutren y los protegen, y que al dar una vuelta alrededor de un lugar sagrado pueden acumular sus méritos.

5. Hacer genuflexiones en el suelo

Se trata de un ritual piadoso con el que los devotos y monjes budistas rinden culto al buda en las zonas donde se profesa el budismo tibetano. La reverencia se puede hacer de dos formas: una en la marcha y otra en el sitio donde está. La primera se hace de la siguiente reforma: Primero, el devoto se detiene, recita la mantra universal (on, mani, padme hum) juntando las manos frente al pecho, las levanta hacia arriba por encima de la cabeza, da un paso hacia adelante, baja las manos a la altura de la cara, da otro paso hacia adelante, lleva las manos al pecho, al dar el tercer paso, separa las manos e inclina el busto hacia el suelo, se arrodilla y después extiende todo su cuerpo y toca el suelo con la frente. Acto seguido se levanta y repite los movimientos. En todos los caminos que conducen a Lhasa se encuentran devotos budistas que se dirigen a la ciudad haciendo este tipo de reverencia cada tres pasos. Los adeptos budistas lo hacen con mucha dedicación, sin cometer negligencias. Si lo interrumpen por algún motivo, hace una raya en el suelo o colocan una piedra para marcar el punto donde deberá reanudar la reverencia. Los budas tarden varios meses o a veces varios años en llegar a Lhasa.

La reverencia que se hace tocando el suelo con todo el cuerpo en el lugar donde está se hace en el monasterio o fuera de él. Se tiende una alfombra delante y se procede a ejecutar los movimientos antes descritos. Se hace con el propósito de saldar algún compromiso, o rezar por la protección del Dios, en busca de la felicidad o la eliminación de las catástrofes. Los adeptos budistas consideran que en el autocultivo del espíritu, uno debe hacer al menos 10.000 reverencias tocando el suelo con todo el cuerpo y con los pies descalzos para demostrar su respeto. En la actualidad, todos los días miles de personas hacen reverencia frente al monasterio de Jokhang.

6. Molinillo de oraciones

Alrededor de los monasterios del budismo tibetano vemos instalados varias decenas o miles de molinillos de oraciones. Estos molinillos se envuelven en telas, brocados o pieles de yak y oveja, también los hay hechos de madera y de cobre. En la superficie de los molinillos aparece escrita la mantra de oración y su interior está lleno de sutras. De acuerdo con las reglas budistas, el hacer girar una vez el molinillo de oración implica leer una vez todas las sutras colocadas en su interior, con lo que los devotos pueden acumular méritos.

7. Tributos al fuegoLos Ritos Religiosos

Ofrecer sacrificios con fuego es un ritual religioso muy antiguo. En actividades de mucha importancia, se prende fuego a los sacrificios y objetos sagrados y se recitan las sutras correspondientes con el fin dotar a los objetos del poder búdico.

8. Soltar yaks y ovejas

En la zona tibetana se ven con frecuencia algunos yaks y ovejas libres con adornos de hilos de seda de tres o cinco colores, algunos llevan en el cuello una tira de tela roja, estos son animales puestos en libertad. Se tratan de yaks y ovejas que se ofrecen como sacrificio vivo a la deidad de la montaña y de la guerra, a los ancestros búdicos y budas. La gente ni los sacrifica ni los perjudica, mueren de causas naturales.

9. Bautizo

Se trata de una ceremonia de entrada religiosa para practicar el secreto esotérico. Aun cuando un practicante de cierta categoría va a practicar un nuevo secreto esotérico o a entrar en una nueva etapa, necesita ser bautizado nuevamente. Por lo tanto, el monje que practica el secreto esotérico se bautiza varias veces en su vida. El proceso del bautizo difiere según el maestro que transmite el secreto y el vínculo entre el maestro y el aprendiz. El método más ordinario es aquel en el que el maestro contempla la mandala con una botella en la mano imaginando que cuatro dragones vomitan agua en la botella, y vierte el agua de la botella en la cabeza de su aprendiz para que obtenga el poder búdico y purifique su mente, interaccione con el buda y se integre en un sólo cuerpo con el buda.

10. Encierro

El encierro es un método de autocultivación que usa un adepto budista para lograr el fruto del entendimiento del budismo. Se aplica generalmente a la autocultivación de los practicantes del secreto esotérico. Al entrar en el encierro, el practicante rompe todo contacto con el mundo exterior y practica la autocultivación recitando sutras según los rituales tradicionales. El guardia del encierro coloca los alimentos a la entrada de la cueva durante el tiempo prefijado. El encierro dura varios días o varios años y el practicante no puede salir antes del tiempo acordado. Como el encierro fortalece la autocultivación, un practicante puede encerrarse varias veces en su vida, algunos logran la salvación a través del encierro.

11. Consagración

No son más que las ceremonias de bautizo celebradas en los lugares donde se aloja el buda, las estatuas de los budas, las stupas y las sutras. Estos objetos budistas y artístico-religiosos pueden conservarse después que se bautizan.

12. Dando vueltas por la derecha

En los monasterios o alrededor de las stupas, se ve con frecuencia a los adeptos budistas portando rosarios en las manos, recitando sutras, haciendo girar los molinillos de oración y dando vueltas alrededor de la stupa en el sentido de las manecillas del reloj. Lo hacen siguiendo la voluntad de la ley budista, por lo que pueden acumular méritos y eliminar catástrofes y enfermedades.

13. Danza religiosa

A finales de año se danzan bailes religiosos en los monasterios. En el Palacio Pótala se bailan danzas religiosas el 29 de diciembre del calendario tibetano. Ese día, los monjes usan máscaras y se disfrazan de la deidad del yak, de la oveja y del ciervo, así como diversos vajra y defensor de Dharma, haciendo desfile alrededor del monasterio de Jokhang, para eliminar los monstruos y los malos espíritus del año anterior y saludar el Año Nuevo.

 

Scroll to top